Close

¿Consumes ensaladas en la cena navideña? Sigue estos consejos para evitar los parásitos

El lavado de manos es fundamental antes de la desinfección de los alimentos, afirman expertos

Antes de consumir las frutas y verduras es importante la limpieza adecuada de estos alimentos que podrían estar contaminados con parásitos y bacterias los cuales afectan al organismo de la persona provocando diversas enfermedades desde malestares gastrointestinales hasta la aparición de anemia en niños o adultos mayores, manifestaron diversos especialistas en salud.

La licenciada Ángela Ramírez, nutricionista de Sisol Salud de la Municipalidad de Lima, indicó que es preferible comprar las frutas y verduras en establecimientos que brinden todas las medidas de bioseguridad e higiene del producto a fin de reducir el grado de contaminación de los alimentos con diferentes patógenos.

¿Quiénes son los más afectados?

Los niños son los más perjudicados, precisó para la Agencia Andina, con la parasitosis intestinal porque empiezan a bajar de peso repentinamente a pesar de tener una buena alimentación y, en otros casos, se observa un incremento del volumen del estómago en el menor lo que a veces suele confundirse con otro tipo de dolencia.

“Cuando un niño tiene parásitos, su cuerpo no absorbe los nutrientes necesarios que requiere para su desarrollo, como son los minerales, calcio y vitaminas por lo que, de no ser tratado a tiempo, puede generar un cuadro de anemia que conduciría a un déficit de atención y otras secuelas en el área cognitiva”, aseveró.

Por eso es importante, refirió, que los padres de familia ante cualquier sospecha o signo de que el niño pueda tener parásitos lo lleven inmediatamente al médico para ser tratados oportunamente y evitar daños irreversibles en su desarrollo cerebral.

¿Se puede consumir frutas que no estén en buen estado?

Con respecto a las frutas, la especialista indico que hay que tener mucho cuidado al consumir estos alimentos que no se encuentran en muy buen estado porque las personas, por lo general, tienden a retirar la parte podrida y utilizar el área sana sin percatarse que también podría contener larvas del parásito.

“Cuando un alimento tiene una parte malograda, significa que toda la fruta está contaminada, es decir, las larvas o los huevitos del parasito se encuentran también en la parte sana y que al consumirlas podrían adherirse a cualquier parte de nuestro cuerpo”, acotó.

Tipos de parásitos y bacterias

Por su parte, el gastroenterólogo Eduardo Cervera, médico del Hospital Alberto Sabogal Sologuren de EsSalud, precisó que existen dos principales parásitos que se pueden encontrar en las frutas y verduras los cuales son la giardia lamblia y entamoeba histolytica.

“Estos son parásitos que se transmiten por la ingesta de los quistes debido a un incorrecto lavado de manos o por verduras o frutas que han sido regadas por aguas estancadas o no tratadas, con residuos fecales ya sea de animales o seres humanos. Estos se van a depositarse en el tracto gastrointestinal, usualmente en el intestino delgado”, expresó para la Agencia Andina.

El médico también sostuvo que, además de las infecciones parasitarias, también se pueden encontrar las bacterianas producidas, por ejemplo, por la escherichia coli (E. Coli) que se encuentra en los intestinos de las personas y animales.

“La escherichia coli es una enterobacteria que también se produce por una transmisión fecal-oral, es decir, un paciente que no se lava correctamente las manos o que lo ha adquirido a través de la ingesta del agua contaminada”, aseveró.

Este germen, añadió, pude localizarse en múltiples lugares del cuerpo pero, de afectar la parte gastrointestinal, usualmente se manifiesta con diarreas agudas acuosas que llevarían a la deshidratación, sobre todo en los adultos mayores que necesitarían de una atención inmediata.

Sintomatología

Los síntomas que generan los parásitos en el organismo, sostuvo, van desde diarreas, dolor abdominal, hinchazón del estómago hasta dispepsia, intolerancia a algunas comidas, mala absorción de algunos nutrientes e inclusive anemia.

Para detectar la presencia de parásitos en el organismo, señaló, es necesario un examen de heces que determinará el tipo de huésped que se aloja en el intestino a fin de prescribir los antibióticos respectivos.

¿Qué debemos hacer para eliminar los parásitos?

El doctor Cervera, subrayó que para eliminar cualquier tipo de quiste o parásito en las frutas y verduras lo recomendable es lavar los alimentos en una mezcla de agua con cloro y dejarlo reposar por unos minutos para luego enjuagarlos bien solo con agua. “Se aconseja utilizar una gota de cloro por cada litro de agua y de no ser posible lavarlas con agua previamente tratada o hervida que ayudaría a quitar algún resto fecal adheridas a las verduras”, afirmó.

Asimismo, subrayó que es fundamental el lavado de manos por 30 segundos antes de manipular cualquier clase de alimento a fin de evitar la contaminación del producto sobre todo después de evacuar o realizar sus necesidades.

De igual modo, la nutricionista de Sisol Salud recomendó a las personas adultas desparasitarse una vez al año y, en el caso de los niños, lo aconsejable es cada seis meses y hacerlo siempre en familia con el objeto de que todos se encuentren libres de estos huéspedes.

“La desparasitación debe ser en familia, en la misma fecha y el mismo día para que todos puedan estar limpios porque de hacerlo solo uno podría seguir infectándose”, remarcó.

Enfatizó también que es preferible adquirir las frutas y verduras en los supermercados debido a que dichos productos no se encuentran tan manipulados o contaminados a diferencia de los mercados donde la mayoría de veces, los vendedores no conservan las medidas de higiene y seguridad que requieren los alimentos.

scroll to top