Close

Resistencia antimicrobiana: conoce los mitos y realidades de este fenómeno

La resistencia antimicrobiana es una de las 10 principales amenazas mundiales para la salud pública

La resistencia antimicrobiana (RAM) pone en peligro la eficacia de la prevención y el tratamiento de diversas infecciones, convirtiéndose en una de las diez principales amenazas mundiales para la salud pública, informó la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la OMS, la RAM surge cuando las bacterias, virus, hongos y parásitos cambian a lo largo del tiempo y dejan de responder a los medicamentos o antimicrobianos, lo que dificulta el tratamiento de infecciones y aumenta el riesgo de propagación de enfermedades, severidad de los casos y la muerte.

Existen distintos factores que contribuyen a la RAM, el principal es el paso natural del tiempo y la adaptación biológica de los microorganismos. Sin embargo, la automedicación y la falta de acceso a agua potable e higiene, también fomentan la aparición de patógenos farmacorresistentes.

Este escenario es aún más preocupante por la transmisión de supermicrobios (multirresistentes y panresistentes) que generan cuadros de infecciones que no pueden atenderse con antimicrobianos existentes, como los antibióticos, precisó la OMS.

Con el objetivo de dar a conocer este fenómeno, del 18 al 24 de noviembre, se conmemora la Semana Mundial de Concientización sobre el Uso de los Antimicrobianos 2022.

Por esa razón, Pfizer, compañía innovadora enfocada en buscar soluciones para los pacientes, informa sobre los principales mitos y realidades de la resistencia antimicrobiana.

  1. La resistencia antimicrobiana ocurre cuando la bacteria se vuelve resistente a los antibióticos

¡Mito! Muchas veces creemos que nuestro cuerpo genera resistencia al tratamiento de antibióticos; sin embargo, esto no es así, son las bacterias las que se vuelven resistentes.

  1. El lavado de manos no es suficiente

¡Mito! El lavado de manos, por sencillo que sea, es una forma para prevenir infecciones. Asegúrate de limpiar tus manos de manera correcta siguiendo estos pasos:

  • Moje sus manos con agua y deposite jabón sobre su palma
  • Luego frote bien las palmas, el dorso de la mano y los dedos
  • Enjuague sus manos, séquese con una toalla de un solo uso y emplee la toalla para cerrar el caño.
  1. La vacunación combate la resistencia antimicrobiana

¡Realidad! Mantener un esquema de vacunación actualizado ayuda a prevenir enfermedades infecciosas que suelen ser tratadas de manera equivocada con antibióticos.

  1. Los antibióticos sirven para tratar todas las infecciones

¡Mito! Los antibióticos tratan algunos tipos de infecciones, pero no todas. Incluso algunas pueden mejorar sin uso de antibióticos y tampoco funcionan para enfermedades virales como los resfriados.

Pfizer, en su plataforma Cuidarnos Juntos, publicó cuatro nuevos artículos sobre la resistencia antimicrobiana. Para conocer más información sobre este tema, ingresa aquí.

scroll to top