Close

Cajamarca: el turismo de aventura se convierte en veta y genera nuevos emprendimientos

Dircetur otorga certificación ante mayor de visitantes

La creciente demanda de turismo de aventura en la región Cajamarca ha propiciado nuevos emprendimientos enfocados a la práctica de deportes extremos en las provincias de Chota, Hualgayoc, San Marcos, Jaén, San Ignacio y Cajamarca.

En ese sentido, la Dirección Regional de Comercio Exterior y Turismo (Dircetur) de Cajamarca está otorgando autorizaciones de este servicio a diversas empresas y organizaciones. La más reciente entrega se otorgó al complejo turístico Aventuras Caxamarca, ubicado en el sector La Shicuana, a 15 minutos de la ciudad de Cajamarca.

Son más de 10 emprendimientos de deporte de aventura que se han generado en esta región, de las cuales cuatro han sido formalizadas por la Dircetur en diversas provincias y otras se encuentra en proceso de obtención de la certificación, afirmó a la Agencia Andina, el titular de la Dircetur Cajamarca, Edgar Abanto Zegarra, al precisar que la primera empresa en formalizarse fue San Ignacio Extremo que opera en la provincia fronteriza de San Ignacio.

Para operar la actividad de turismo de aventura se tiene que formar una agencia de viaje que permita vender y prestar el servicio. “El emprendimiento debe solicitar la licencia de funcionamiento. Algunas empresas no cumplen con este requisito de elaborar el expediente para la autorización a cargo de la oficina de Defensa Civil; luego se tiene que presentar el expediente a la Dircetur para la certificación de los equipos e insumos de protección: cables, arnés, cascos, etcétera”, indicó.

Abanto comentó que los juegos extremos son de riesgo alto. “Nosotros incidimos que cada persona que emprenda en esta actividad de turismo aventura debe hacer firmar una declaración jurada para que de esa manera la empresa que ofrece el servicio también pueda tener como evidencia que el usuario corre riesgo de la actividad que está desarrollando. La declaración jurada consigna si es persona hipertensa, sufre del corazón o algún otro problema que pondría en riesgo su salud”, subrayó.

“Hemos notificado a las empresas para formalizar sus negocios. Si no cuentan con la certificación pueden ser denunciados por los usuarios o ser intervenidos en operativos por parte de la fiscalía de prevención del delito. La directiva es clara, las empresas deben cumplir la norma. Nosotros ponemos a disposición profesionales para que los asesore y así podan gestionar la certificación”, acotó.

La Dircetur certificó recientemente al complejo turístico Aventuras que cuenta con servicios de paintball (juego de estrategia para combates militares), tiro al blanco, canopy (cuerda de acero para trasladarse volando con vista a Cajamarca), seis tipos de puentes colgantes (cola de mono, troncos huidizos, argollas móviles, trapecio zigzag, trapecio volante, trono lineal, subida y descenso tipo felino), palestra (escalada en 90 grados), columpios dentro de los árboles, hamacas, zonas para camping y parrillas; además, en este lugar hay un mirador para divisar la ciudad de Cajamarca, cuenta con esculturas, bosques, hospedaje, restaurante, tobogan, saltarín, canchas de fútbol y vóley.

Turismo emprende

Aventuras Caxamarca es un negocio creado en 2012 y hace dos a.ños ganó el concurso Turismo Emprende del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo (Mincetur) para la implementación de sus instalaciones que tenía previsto lanzar en 2020, sin embargo, la pandemia frenó la presentación del servicio turístico.

Evelio Ventura Villanueva, gerente de la empresa, dijo a la Agencia Andina que el complejo turístico cuenta con licencia de funcionamiento otorgado por la Municipalidad de Cajamarca y ha cumplido los procesos de certificación por parte de Dircetur, lo que constituye un compromiso con sus clientes y la normatividad para operar deportes de aventura, garantizando las instalaciones y equipamiento.

Aventuras Caxamarca tiene proyectado trabajar en el sector turismo vivencial, generando rentabilidad social sostenible en el tiempo, con un enfoque de progreso en las comunidades que lo rodean y rentabilidad ambiental porque cuida el medio ambiente con el sembrando árboles, volviendo la tierra fértil.

El complejo turístico es de 10 hectáreas y se encuentra en una ruta histórica, transitada por los incas (chasquis), los caxamarca y los colonizadores cuando partieron de España, pasaron por Panamá, llegaron a Piura, Zaña en Chiclayo, Porcón, la comunidad Shicuana, bajaron por el camino ancestral Shicuana, colindante con el recinto turístico. “Descendieron hasta el Arco del Triunfo y luego se desplazaron a la Plaza de Armas de Cajamarca, desde donde mandaron a llamar al Inca quien se encontraba en Los Baños del Inca”, precisó el empresario.

scroll to top