Close

Bullyng ¿Cuáles son sus consecuencias administrativas y legales?

El Ministerio de Justicia brinda patrocinio legal para afrontar esta problemática

Frente a los recientes casos de bullying en el país, la Defensa Pública del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos (MINJUSDH) informó que este tipo de situaciones que pueden provocar, incluso, la muerte de algunos niños, niñas y adolescentes tiene consecuencias administrativas y legales que toda familia deben conocer.

Proceso por seguir

Según la ley 29719, que promueve la convivencia sin violencia en las instituciones educativas y establece cuáles son las responsabilidades de éstas, sean estatales o privadas, cada institución debe tener un libro de registro de incidencias sobre violencia y acoso entre estudiantes. Así, un padre de familia o tercera persona que identifique una situación de bullying debe reportarlo a través de este registro, que está a cargo del director de la institución educativa.

Posteriormente, el consejo educativo de la institución, integrado por actores como el director, subdirector, un representante de los docentes y también de los padres de familia, actúa para corregir y evitar los casos bullying, además de brindar apoyo psicológico tanto para el que sufre el bullying, como para el que lo realiza.

El libro de incidencias no solo permite prever estas situaciones, sino también sancionar administrativamente ante una ocurrencia. El consejo educativo tiene facultades establecidas para prevenir, evitar, sancionar y erradicar la violencia y el hostigamiento.

Puede llegar al ámbito judicial

Por otro lado, si el bullying llega a ocasionar lesiones o incluso pone en riesgo la vida del niño, niña o adolescente, se traslada al ámbito judicial y tiene que denunciarse. La investigación, en este caso, está a cargo del Ministerio Público y la Policía Nacional del Perú.

Respecto de las sanciones, si el abusador es un adolescente mayor de 14 años, tendrá que cumplir medidas socioeducativas impuestas por un juez de familia y, si es menor de 14 años, el juez de familia impone medidas de protección.

Existe defensa pública

En cualquiera de las dos situaciones, tanto administrativa como judicial, la Defensa Pública del MINJUSDH acompaña y patrocina a las víctimas del bullying, especialmente de las familias más vulnerables y en situación de pobreza.

En sede administrativa, brinda acompañamiento y orientación sobre los procedimientos a tomar, como, por ejemplo, a qué autoridad acudir para reportar los casos.

Si el caso traspasa al ámbito judicial, los abogados de víctimas de la Defensa Pública brindan asistencia legal y patrocinan tanto a los agredidos como a los agresores, tutelando el derecho del menor, como interés superior del niño.

scroll to top