Close

Con fiesta de carnavales Huánuco espera reactivar el turismo y economía

La expectativa es enorme en todos los huanuqueños dado el éxito de las actividades antes mencionados donde se produjo un movimiento económico de 60 millones de soles.

La ciudad de Huánuco, tras el éxito obtenido en las fiestas de diciembre y enero con la adoración al Niños Jesús y la fiesta de Los Negritos, se prepara para celebrar los carnavales que para este año han denominado Pata Amarilla.

Mia Barrueta, subgerente de la Municipalidad Provincial de Huánuco, expresó que la expectativa es enorme en todos los huanuqueños dado el éxito de las actividades antes mencionados donde se produjo un movimiento económico de 60 millones de soles.

“Este año los carnavales los hemos denominado Pata Amarilla y estamos seguros que vamos a reactivar el turismo porque toda la ciudadanía está colaborando y vamos a realizar una serie de actividades como conversatorios sobre una serie de temas vinculados a los carnavales”, afirmó.

Dijo que como siempre ocurre en estas fiestas se va a elegir a la reina del carnaval y también estará el gran personaje don Calixto que es un gran atractivo para los turistas.

La funcionaria destacó el trabajo que realizan el municipio, la ciudadanía y las entidades públicas y privadas para sacar adelante los carnavales porque van a reactivar la economía y el turismo.

Agregó que todos los hoteles y demás actividades relacionadas al servicio turístico están comprometidos en brindar una buena atención y recibir a los turistas dándoles las máximas garantías durante su estadía.

Cabe señalar que durante el desarrollo de los carnavales se realizan una serie de actos como el ingreso de don Calixto, el rey del carnaval.

También se realiza en el marco de una gran algarabía, el juego de ”Los Compadres” y las ”Comadres”, en conjunto con el jalado, colocación y corte del árbol en los diferentes barrios de la ciudad, que son decorados de acuerdo a sus costumbres como la popular ”cashua” y de las mulizas huanuqueñas.

El recorrido de don Calixto por la calles de la ciudad, en un carro alegórico al ritmo de las mulizas, es uno de los más celebrados.

El miércoles es el último día del carnaval y es el entierro de con Calixto en tanto la viuda doña Pimienta expresa su dolor con un llantos y alaridos pero aparecen mas viudas y se descubre que don Calixto era mujeriego.

Aquí es necesario señalar que todas las viudas, desde Doña Pimienta son hombres disfrazados de mujeres que luego de llorar por la muerte de don Calixto van por las calles abrazados y coqueteando con los hombres.

Al final se lee el testamento de don Calixto que ha sido redactado con sorna e ironía donde se menciona a personajes públicos.

Pata Amarilla

¿Por qué a los huanuqueños se les dice pata amarilla? Si bien hay varias versiones, la más conocida tiene que ver con la Guerra del Pacífico. Dicha versión señala que los huanuqueños que participaron en la guerra contra Chile no tenían zapatos ni botas, es decir, iban descalzos y sus pies eran amarillos por la arcilla.

Cabe señalar que en Huánuco la arcilla es amarilla y los militares de entonces, incluido el Mariscal Andrés Avelino Cáceres, al ver que llegaban los huanuqueños sin zapatos pero con pies amarillos, los denominaron Pata Amarilla y quedó por siempre.

Es decir, los soldados del ejército de los humildes que iban a combatir al poderoso ejercito chileno marchaban descalzos y con los pies amarillos por la arcilla de la zona.

Tinkuy o guerra de las naranjas

La subgerente de Turismo de Huánuco también mencionó el Carnaval de Tinkuy, o guerra de las naranjas, que se celebra en el distrito de huanuqueño de Churubamba y donde que evoca la participación de sus pobladores en la rebelión indígena ocurrida en febrero de 1812, lucha que significó un hito crucial en la gesta de la independencia del Perú.

El Carnaval Tinkuy, palabra quechua que significa “Encuentro”, se realiza una batalla ritual lanzándose naranjas al cuerpo por los pobladores de los centros poblados de Tambogán y Utao, pertenecientes al distrito de Churubamba, y de esta manera se reproduce la memoria histórica de ambos pueblos en el proceso emancipador peruano.

Durante el Carnaval Tinkuy la población se divide en dos bandos. Por un lado, las mujeres quienes representan a los patriotas indígenas liderados por las autoridades organizadoras del carnaval. Y por otro lado, los hombres quienes representan a los realistas españoles liderados por las autoridades locales.

scroll to top