Close

Energías renovables: cambio necesario con visión de futuro para asegurar sostenibilidad

Es importante desarrollar nuevas fuentes alternativas

El Perú es uno de los países con la mayor cantidad de fuentes de energía renovables en el mundo, de tal forma que estas pueden asegurar su desarrollo energético y económico.

Así, la electricidad es la base del desarrollo de los países. Su generación en el Perú siempre ha estado ligada a las lluvias (hidroelectricidad) o al uso de combustibles fósiles (termoelectricidad).

No obstante, las nuevas tendencias estrechamente vinculadas al cambio climático han permitido que otras se sumen a este proceso, específicamente las energías renovables.

“Las energías renovables se constituyen en la nueva forma de avanzar en el mundo. En el Perú contamos con fuentes muy ricas, pero es necesario impulsar un verdadero cambio para utilizarlas responsablemente”, sostuvo el presidente de la Asociación Peruana de Energías Renovables (SPR), Brendan Oviedo en informe publicado hoy en el Suplemento Económika del Diario El Peruano.

El ejecutivo aseveró que el sector eléctrico peruano es dependiente del agua y del gas. “Debido al cambio climático se han producido variaciones en los patrones de lluvias. Esto significa que, probablemente, llueva muy poco o llueva mucho y, en ambos casos, esto tiene un efecto directo en las centrales hidroeléctricas”, refirió.

Según manifestó, si llueve mucho se detiene la producción de la central por sedimentación; en caso contrario, no se puede generar electricidad. La respuesta a esta situación ha sido una generación eléctrica con gas natural; sin embargo, este recurso no es duradero.

“Así, las energías renovables se constituyen en las auténticas opciones factibles de desarrollo energético, pero es necesario impulsarlas y establecer las normativas adecuadas para su correcta implementación”, aseveró el representante de la SPR.

Potencial

El Perú cuenta con un gran potencial de recursos energéticos renovables no convencionales: solar, eólico, geotermia, biomasa, mini hidroeléctrica hasta 20 megavatios (MW), y mareomotriz; todos de calidad mundial no explotados y distribuidos en las distintas zonas del territorio nacional.

El potencial de energía renovable no convencional que posee nuestro país es aproximadamente 10 veces más de la capacidad instalada; es decir 130,000 MW.

“Tenemos recursos renovables para consumo local y exportación. Garantizar un futuro sostenible que responda a las necesidades de la población, supone generar y/o perfeccionar marcos regulatorios y de política que promuevan inversión en proyectos de generación eléctrica a partir de recursos renovables, empleando diversas tecnologías disponibles según el potencial nacional”, afirmó el gerente general de Negocios Globales Inteligentes (Negli SAC), Rosendo Ramírez.

De acuerdo con el Informe Energías Renovables: Experiencia y Perspectivas en la Ruta de Perú hacia la Transición Energética, elaborado por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minas (Osinergmin) en el 2019, el Perú tiene una potencia técnica aprovechable de energía eólica de 20,4500 MW; de energía solar de 25,000 MW; de energía hidráulica (entre grandes y mini hidroeléctricas de hasta 20 MW, considerada Recursos Energéticos Renovables (RER) bajo la normativa peruana), de 70,000 MW; de energía geotérmica de 3,000 MW; y de energía con biomasa de entre 450 y 900 MW.

No obstante, a pesar del gran potencial de recursos renovables existentes en el Perú, su participación en la matriz energética aún es muy baja en comparación con otras tecnologías. La eólica y la solar solo representan, aproximadamente, el 5% de la matriz energética.

Marco regulatorio

El presidente de la SPR sostuvo que, a pesar de haber sido uno de los primeros países de la región en promover las energías renovables, el Perú no ha desarrollado un adecuado marco regulatorio que le permita trasladar a los consumidores las eficiencias que las nuevas tecnologías han traído consigo en los últimos años.

Entre los cambios propuestos por el gremio energético están la participación de las energías renovables en las próximas licitaciones de las distribuidoras mediante licitaciones por bloques horarios y separación de energía y potencia.

Asimismo, la entidad propone emitir el Reglamento de Generación Distribuida. “Ello significa que, si una persona instala un panel solar en su casa para generar energía eléctrica y consigue más de la que realmente necesita, inyecte al sistema de distribución lo restante y sea compensado, ya sea reduciendo la tarifa o vendiendo esa energía a otro consumidor”, precisó Ramírez.

Otra propuesta normativa es la preparación del sistema de transmisión para poder recibir un alto flujo de energías renovables; así como la iniciación del proceso de planificación energética de corto, mediano y largo plazo.

“De aplicarse estas propuestas, la repercusión positiva en las tarifas será significativa, pues habrá una reducción de entre 6% y 7% para el consumidor final, así como también la satisfacción de contribuir con el cuidado ambiental”, precisó Oviedo.

Reducción de costos

Existe consenso, entre las entidades especializadas, que las energías renovables, principalmente la eólica y la solar, reducirán los costos de generación de energía en el Perú, contribuyendo a establecer menores tarifas eléctricas para todos los peruanos, en particular, a los más afectados por la actual crisis.

En el plano internacional, está demostrado que la energía generada con fuentes renovables como la eólica y la solar, tiene un precio más competitivo que la energía generada por fuentes convencionales como el gas natural, petróleo, carbón y las grandes hidroeléctricas

“Por ello, su utilización tiene un impacto positivo en la competitividad de todas las industrias y en los costos de electricidad que pagan los usuarios finales”, sostuvo el gerente general de Negli SAC, Rosendo Ramírez.

Asimismo, está demostrado en todo el mundo que la energía generada con fuentes renovables como la energía eólica y la energía solar tiene un precio más competitivo que la energía generada por fuentes convencionales como el gas natural, petróleo, carbón y las grandes hidroeléctricas, por lo que su utilización impacta de manera positiva sobre la competitividad de todas las industrias del país y en los costos de electricidad que pagan los usuarios finales.

“A la fecha, los proyectos de energías renovables, en particular la solar y la eólica, han disminuido de precio significativamente, por lo que se encuentran en capacidad de competir por el suministro de energía en las instancias de comercialización del mercado regulado y libre en el Perú”, aseveró el presidente de la SPR, Brendan Oviedo.

11,210 MW de energía eólica y 3,500 MW de energía solar es la oferta proyectada de energías renovables no convencionales para el Perú al 2032.

Datos

Los países que optaron por un mayor despliegue de las energías renovables están avanzando más y ya disfrutan los beneficios de la transición energética en la región. Chile, por ejemplo, tiene una matriz con una participación de renovables de más de 120%.

El Perú tiene la segunda tarifa eléctrica regulada más alta de América Latina, afectando, por sus altos costos y continua alza, a toda la población peruana, en especial los peruanos más vulnerables, golpeados ya por el alza de precios de productos básicos marcado por la crisis de la covid-19.

Las energías renovables, principalmente la eólica y la solar, reducirán los costos de generación de energía en el Perú, contribuyendo a establecer menores tarifas eléctricas para todos los peruanos.

scroll to top