Close

Hospital Rebagliati realizó más de 2,000 trasplantes en la última década

En lo que va del año ha registrado un promedio de 150 exitosas intervenciones

El Hospital Nacional Edgardo Rebagliati Martins de EsSalud, realizó más de 150 exitosos trasplantes de órganos y tejidos solo en lo que va de este año. Mientras que en la última década realizó más de 2 000 trasplantes entre riñón, hígado, córnea y médula ósea, que beneficiaron a adultos y niños, gracias a donantes vivos y cadavéricos.

Así informó el doctor Mariano Cuentas, gerente quirúrgico del establecimiento de salud, quien precisó que, del total de cirugías del 2022, 19 corresponden a trasplantes de riñón (adultos y pediátricos); 15 de hígado (pediátricos y adultos) y 14 de córneas, además de 97 trasplantes de médula ósea.

Indicó que según la data que se tiene de antes de la pandemia, los niños, jóvenes y adultos del Hospital Rebagliati formaban parte de los 1,877 asegurados que requerían de un trasplante de órganos, siendo los más solicitados, el riñón, hígado y córneas.

Sostuvo que es importante incrementar la disponibilidad de órganos y tejidos donados para continuar con los procesos de trasplantes que permitan mejorar la calidad de vida de estos pacientes.

En ese sentido, hizo un llamado a la población a sumarse y tomar conciencia de la importancia de la donación de órganos, resaltando que un donante puede salvar la vida de hasta nueve personas.

“Donar es un acto solidario y de amor al prójimo, ya que permite realizar trasplantes y dar una segunda oportunidad de vida a estas personas”, expresó el gerente.

Recomendó a la población informar a los integrantes de la familia la voluntad de donar y hacer constar su decisión en el Documento Nacional de Identidad (DNI) o en el acta de consentimiento que se suscribe ante la Organización Nacional de Donación y Trasplante (ONDT), dependencia del Ministerio de Salud.

Dijo que los operativos de procura y trasplante son una carrera contra reloj y se inician cuando el donante es certificado con muerte cerebral, siguiendo por la selección de los órganos y tejidos que son viables para el trasplante hasta su mantenimiento mientras se busca a los receptores.

“Es importante tener en cuenta el grado de urgencia, la compatibilidad biológica y la antigüedad en la lista de espera del receptor, para luego darse la ablación y trasladar los órganos”, agregó.

Una historia de lucha

Nancy Yolanda Enríquez Pardavé, tiene 50 años de edad y a sus 10 años de haber recibido un trasplante de riñón con donante cadavérico, ya es una guerrera que ha tenido que luchar con otras enfermedades que afectaron su estado de salud, pero gracias a su aptitud positiva logró salir adelante y hoy comparte un mensaje de esperanza al ver que su riñón no sufrió ningún daño.

La asegurada es natural de la provincia de Ancash y estando en la ciudad de Lima, donde actualmente reside, empezaron los primeros síntomas de alarma en uno de sus riñones. Recuerda que su presión subía, en ocasiones no tenía fuerzas para caminar y se cansaba; además sentía las manos y los pies adormecidos.

Sin embargo, a inicios del 2012 las cosas empeoraron y sus riñones empezaron a fallar a tal punto que notó que orinaba menos, lo que motivó su traslado al hospital, donde fue atendida por los especialistas, quienes realizaron varios exámenes que determinaron su diagnóstico de insuficiencia renal crónica, iniciando su tratamiento de hemodiálisis por falla en uno de sus riñones.

“La diálisis fue difícil para mí. Al principio era como un trabajo de tiempo completo, porque había que sacar el líquido del cuerpo y volverlo a administrar cada cuatro a seis horas. Era difícil tener una vida normal”, añade.

En abril de 2012 pasó a lista de espera y en julio del mismo año recibe una llamada telefónica para ser sometida a un trasplante de riñón con donante cadavérico, cuyo órgano fue compatible con la paciente cambiando su futuro a una vida saludable.

Al despertar de la cirugía, Nancy tuvo que orinar mucho y eso era un buen signo que reflejaba que el riñón funcionaba bien. Pero a los dos meses del trasplante, hubo un rechazo del órgano nuevo que motivó su hospitalización y después de casi dos meses de internamiento se manifestó una TBC que tuvo que ser tratada por más de dos años por resistencia a dos de los medicamentos.

La recuperación de la paciente fue difícil, pues en el 2017 se descubrió un bulto en la mama izquierda y tuvo que ser sometida a una operación para extirpar el tumor. “Me administraron quimioterapia por algunos meses”, agregó la asegurada.

A pesar de la difícil recuperación combinada con quimioterapia, la actitud positiva de Nancy Yolanda y el apoyo de su familia la ayudaron en cada paso del tratamiento.

“Sorprendentemente la quimioterapia no afectó el trasplante. Me dieron mucho líquido y eso ayudó a que el nuevo riñón se mantuviera hidratado. Además, la quimioterapia suprimió mi sistema inmunitario y, de esta manera, impidió que atacara al nuevo riñón”, explicó.

Nancy estuvo en remisión, pero en octubre del 2017 tuvo que lidiar con otra enfermedad que atacó el pulmón izquierdo con el ingreso de un hongo que fue intervenido quirúrgicamente y ahora goza de buena salud y sabe sobrellevar.

“A pesar de todo esto, nunca creí que me moriría ni que no iba a sobrevivir. Cada problema se convierte simplemente en otro obstáculo que tengo que superar hasta que las cosas mejoren”, finalizó

De esta manera, el Hospital Rebagliati como centro trasplantador de referencia nacional realiza el 50% de los trasplantes de la Seguridad Social, gracias a la implementación de equipos con tecnología de punta, acompañado de un equipo especializado de profesionales de la salud debidamente entrenados que garantizan realizar con éxito estas cirugías de alta complejidad.

scroll to top