Close

Hospital Sabogal: extirpan enorme tumor y reconstruyen mandíbula de profesora

Realizaron delicada intervención dentro de la cavidad oral de la paciente, que no podía hablar ni comer.

Los especialistas del hospital Alberto Sabogal de EsSalud le dieron una mejor calidad de vida a una profesora de 44 años al extirparle un enorme tumor en la mandíbula y reconstruirle el mentón, usando modernas técnicas que permitieron hacer crecer el hueso afectado y recuperar sus funciones y aspecto estético.

La señora Paola Aguilar Llave fue diagnosticada de ameloblastoma, un tumor benigno poco común que se desarrolla con mayor frecuencia en la mandíbula, motivo por el cual, en el año 2018, ingresó al servicio de odontoestomatología del referido nosocomio ubicado en el Callao.

Desde esa fecha, la paciente fue sometida a tres cirugías. En la primera, se le extirpó el tumor e inició el proceso de reconstrucción de su mandíbula, aplicando la técnica de distracción osteogénica, que consiste en colocar un aparato para alargar el hueso maxilofacial, el cual es retirado posteriormente, en una segunda cirugía.

En una tercera intervención se hizo la reconstrucción complementaria de la zona afectada por el tumor, para lo cual se realizó un injerto óseo utilizando parte de la cresta iliaca (hueso coxal), extraída de la misma asegurada.

La paciente se encuentra prácticamente libre de enfermedad y en las etapas finales del tratamiento de reconstrucción y rehabilitación mandibular para que tenga una buena mordida, informó el doctor Hiroshi Concha Cusihuallpa, cirujano bucal y maxilofacial del hospital Sabogal.

Alta especialidad

Destacó que el servicio de odontoestomatología cuenta con personal especializado y equipamiento de última tecnología para realizar técnicas quirúrgicas avanzadas que son utilizadas en otros países del mundo y con resultados exitosos en pacientes que presentan patologías complejas maxilofaciales.

Por su parte, la paciente agradeció al personal de salud que hizo posible su recuperación y que ahora pueda volver a comer y hablar con normalidad.

“El tumor no solo me había generado un daño físico, sino también psicológico. No podía comer ni hablar. Como profesora de educación inicial, no podía comunicarme con mis alumnos. Gracias a la atención especializada, ahora me siento bien y he podido superar estos problemas”, finalizó.

scroll to top