Close

Microcirugía reconstructiva: técnica que evita amputaciones en pacientes quemados

Se usa para reparar defectos en piel, músculos o huesos causados por quemaduras, traumatismos, cáncer y tumores.

La técnica de microcirugía reconstructiva altamente especializada se ha convertido en una buena alternativa para salvar los miembros superiores e inferiores y evitar amputaciones de los pacientes quemados, informó el Cirujano plástico y Microcirujano reconstructivo del Hospital Nacional Arzobispo Loayza, Pedro Ciudad Cruz.

El médico especialista se refirió al caso de un paciente que ingresó al hospital a causa de una quemadura de cuarto grado que sufrió en el pie, que le ocasionó severo daño en los tejidos y, por consecuencia, se profundizó al hueso.

“Este defecto ha sido reconstruido, extrayendo un colgajo (piel y tejidos sanos) del muslo del paciente, trasladándolo al área afectada para reconstruirla. Gracias a este procedimiento, el paciente se recuperará y no tendrá la necesidad de ser amputado” comentó.

Cirugías complejas

Ciudad explicó que para que el colgajo trasladado tenga irrigación y no muera, se utilizan técnicas microvasculares para unir vasos (arterias y venas) y asegurar la circulación en el colgajo transferido.

Señaló que el equipo de especialistas realiza una reconstrucción microvascular a la semana aproximadamente, y que, inclusive en la pandemia no dejaron de operar los casos extremos o de suma complejidad que requerían este tipo de cirugías.

“Tomábamos las precauciones necesarias, para seguir operando en beneficio de nuestros pacientes. La microcirugía es una rama de la cirugía plástica reconstructiva que poco a poco está tomando más importancia”.

Profesionales de élite

Actualmente, al personal que quiere ingresar al servicio de cirugía plástica del Hospital Nacional Arzobispo Loayza se le exige como requisito tener nociones o técnicas básicas de microcirugía, para elevar la calidad de atención, señala Ciudad.

Finalmente, comentó que la Unidad de Microcirugía recibe constantemente pacientes que requieren reconstrucciones complejas.

“El Hospital Loayza tiene el potencial humano para poder desarrollar esto y mucho más, la Unidad de Microcirugía ha avanzado y aportado en casos únicos en el mundo que han sido publicados en la literatura científica. De acá, a un futuro muy cercano, vamos a consolidarnos como centro de referencia nacional y latinoamericano”.

En el Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Nacional Arzobispo Loayza, del total de pacientes que requieren reconstrucción con microcirugía, el 50% es por traumatismos, 30% por quemaduras y el resto, por otro tipo de patologías.

scroll to top