Close

Turismo en Satipo: disfruta de sus maravillosas cataratas y paisajes edénicos

Se encuentran cerca de 200 saltos de agua

Con una gran diversidad de flora y fauna y seductores paisajes naturales, la provincia de Satipo, en la zona este de la región Junín, es un lugar ideal de la selva central para desconectarse de la bulliciosa metrópoli.

Imponentes en su tamaño y forma y ubicadas donde la majestuosidad de las montañas se une con el agua para dar paso a un paisaje fascinante, las cataratas son maravillas naturales que no dejan indiferente a nadie.

Solo en Satipo (provincia de Satipo, región Junín) se encuentran cerca de 200 saltos de agua, algunos más accesibles que otros, pero todos con belleza inigualable.

Gallito a la vista

Como la catarata Gallito de las Rocas, ubicada en el pueblo de San Antonio, en el distrito de Pampa Hermosa.

A ochenta minutos de la plaza de Armas de Satipo empieza el recorrido por esta catarata que es hábitat de la singular ave nacional por la que recibió su nombre.

La caminata es corta, aproximadamente de 15 minutos. Lo primero que se observa al iniciar el sendero, después de cruzar el puente colgante, es una colonia de mariposas monarcas: inofensivos lepidópteros de brillantes alas color anaranjado, con venas negras y manchas blancas a lo largo de los bordes.

Si tiene suerte podrá avizorar al gallito de las rocas, loros, tucanes, relojeros y otras aves exóticas amazónicas. No olvidemos la flora: en el trayecto encontrará plantas medicinales, ornamentales y árboles frutales propios de la región, y la flor bandera: la orquídea.

Con una altura de 24 metros, la catarata Gallito de las Rocas acumula agua de más de 90 lagunas del distrito que caen sobre una poza natural, cuya profundidad la hace ideal para nadar, refrescarse e incluso bucear.

Aventura continúa

Después de relajarnos en sus cristalinas aguas, el hambre aumenta. Una de las mejores opciones es la piscigranja de la municipalidad de Pampa Hermosa, a 15 minutos en automóvil desde San Antonio.

El lugar cuenta con 12 pozas con una capacidad para 30,000 truchas, además de un restaurante que ofrece truchas fritas desde 15 soles. El agua utilizada por la piscigranja proviene de la catarata Los Monos, a 5 minutos de caminata.

Según Ché Zuñiga, operador turístico de la agencia de viajes y turismo Zumag Perú, hace más de 20 años, en esta zona habitaban monos frailes, pero la depredación del hombre borró su existencia y ahora solo quedan sus caras tatuadas en las rocas.

El salto de agua de Los Monos tiene una altura de 70 metros, rodeado de altas montañas en las que prospera una abundante vegetación selvática, como el ojé, fruta purgante y alimento predilecto del samani, roedor nocturno.

También hay fresas salvajes y hierbas medicinales como matico, sangre de grado, ortiga y llantén, que esconden bajo sus hojas a las arañas danzarinas o saltarinas. Un espectáculo que no te puedes perder.

Vivir del turismo

Además de sus atractivos paisajes y buena gastronomía, Satipo también ofrece rutas culturales y vivenciales, una tendencia del turismo del cual empieza a hablarse más en el país.

Esta provincia nos ofrece caminos de trocha, ríos caudalosos y desconexión total con la tecnología. ¿El objetivo? Vivir de cerca la cultura de comunidades nativas que sufrieron en décadas pasadas la violencia terrorista y hoy abren sus puertas a los viajeros más aventureros que llegan a sus tierras en búsqueda de una experiencia distinta.

Pero el turismo vivencial también se pueda hacer en espacios más seguros y cercanos. Tan solo a cinco minutos del aeropuerto de Mazamari se encuentran reunidas más de 15 comunidades asháninkas y nomatsiguengas que ofrecen diversas actividades culturales, desde danzas hasta juegos tradicionales, como la shotanka, el futborito y el tiro con flecha.

Buen provecho

“Las mujeres de las comunidades son quienes más participan en este emprendimiento donde se difunde su cultura. Hacen comidas típicas, artesanía, tejidos, incluso ofrecen baños de sauna con plantas medicinales que solo crecen en sus tierras”, dijo la vicepresidenta de la Organización Regional de Nacionalidades Amazónicas de Selva Central (Ornasec), Denisse Irova.

De manera ordenada, similar al Mistura, las comunidades nativas de Boca Capirushari, Cañete, Pauriali, Panga, Gloriabamba y Mapitamani, entre otras, ofrecen platos típicos como el enchipado de barbón o ahumado de samani acompañado de su masato o refresco de kitokito. El día en Satipo se hace corto y una vez más nos invita a regresar.

Tome en cuenta

El ingreso a la catarata Gallito de las Rocas, en el distrito de Pampa Hermosa, cuesta 2 soles por persona.

El costo del servicio de guiado y movilidad es de 100 soles por persona, mediante Zumag Perú.

El ingreso a la Cooperativa de Comunidades Nativas de Mazamari es gratuito, todos los días, de 7:00 a 21:00 horas.

Para actividades especiales, como fogatas y deportes, se debe coordinar con la municipalidad del distrito tres días antes.

Otras rutas turísticas con el sello Safe Travel: cascada Mariposa (Coviriali), comunidad nativa asháninka Boca Capirushari (Mazamari), catarata Imperitaja, Mina de Sal de Sonomoro y cascada Promesa de Amor (las tres en Pangoa).

scroll to top